Bacterias Lácticas

El objetivo principal en el uso de bacterias lácticas seleccionadas es el mayor control de la fermentación maloláctica. Los aspectos más buscados son la baja producción de acidez volátil, la no producción de aminas biógenas y la preservación de los aromas varietales. Con la introducción de cultivos seleccionados estos objetivos son más fáciles de conseguir que mediante la microbiota autóctona bacteriana.

La fermentación maloláctica en nuestras latitudes y las nuevas técnicas de la enología actual hacen que la gestión de la FML sea una tarea cada vez más difícil debido a que debe realizarse en vinos de elevado grado alcohólico y/o elevado contenido en polifenoles. Viniferm OE es un cultivo bacteriano de Oenococcus oeni especialmente preparado para trabajar en estas condiciones Son cepas procedentes de una selección natural en zonas vitivinícolas de la región mediterránea, estando perfectamente adaptadas a las condiciones de trabajo en bodega.

Mostrando todos los resultados (3)